Cada día, esta más de moda los netbook, y portátiles sin unidades ópticas, con lo que al instalar un Sistema Operativo nos resulta complicado hacernos con una lectora externa. La mayoría de los equipos actuales traen soporte en la BIOS, para detectar los arranques en los pendrive, con lo que si conseguimos volcar un CD/DVD de instalación en un Pendrive lograremos acceder a él sin problema alguno.

Para facilitar el proceso existen aplicaciones como WinToFlash, que transfiere Windows XP, 2003, Vista, Windows 2008, y Windows 7 a una unidad flash (Pendrive) con un par de clics de ratón, además de convertir en bootable el propio Pendrive…

Podéis acceder a su web oficial desde aquí y la descarga desde aquí

Deja un comentario