Cuando hablamos de optimizar el sistema operativo, siempre se suele pensar en limpiar el registro de Windows, optimizar el disco duro desfragmentándolo, e incluso desinstalar aquellas aplicaciones que no utilizamos, pero no todo lo que ralentiza nuestro equipo es esto… tambien, un exceso de fuentes en nuestro equipo pueden provocar una lenta apertura de determinadas aplicaciones tales como Word, PhotoShop, Excel, etc…

Con lo que mi recomendación, es que repasen dichas fuentes, y verifique realmente cuales son sus favoritas, y el resto, eviten cargarse en memoria, ya que cuando hay pocas, la carga de la aplicación puede ser segundos, pero si hay muchas, puede extenderse dicho proceso …

Para desistalar las fuentes podemos hacerlo de dos formas:

  • Desde el panel de control, icono fuentes.
  • Desde el directorio de WindowsFonts, que es donde se encuentran las fuentes instaladas.

NO hace falta que las eliminen, con sacarlas del directorio “Fonts” la fuente no será cargada, y por tanto no consumirá su porción de memoria en la carga de aplicaciones que recurran a los tipos de fuente.

Deja un comentario