Al parecer, otra mancha negra se avecina sobre los nuevos iPhone 4, esta vez, relacionada con el sensor de próximidad, el cual, en algunas ocasiones, cuando acercamos el teléfono a la oreja, no bloquea correctamente la pantalla y se finaliza la llamada sin querer.

En un principio, Apple, con la actualización al firmware 4.1 iban a solucionarlo, pero al parecer no va a ser con esta actualización cuando se solucione este problema.

Se prevee que en próximas actualizaciones este problema se solvente mediante software, pero por ahora no tenemos versión fijada para tal hecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.