El gran avance de Snow Leopard es su estructura en 64Bits. Esto es una gran ventaja, ya que el procesador es aprovechado al 100%, y es una mejora bastante notable respecto a sus predecesores…

La mayoría de las aplicaciones de Mac OS X funcionan automáticamente en 64Bits, pero el Kernel funciona en modo de 32Bits.

Para cambiar este Kernel a modo 64Bits, solo tenemos que hacer lo siguiente :

Encender el Mac y mantener presionadas las teclas 4 y 6 a la vez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.